Algo podríamos decir que empieza a cambiar, es obvio en los medio de comunicación. Los adultos que hemos sufrido abusos sexuales en la infancia estamos hablando, empezamos con un movimiento y cuando los más jóvenes comienzan a hablar de ello sin tabúes, sin miedos, cerciora ese cambio de viento. Es lo que ha pasado con el grupo “Deadar Taldea”, un grupo adherido a la Parroquia de San Ignacio en Barakaldo. Este grupo de tiempo libre anualmente, entre muchos de sus actos, organiza un teatro solidario, donde los beneficios son donados a una asociación que ellos y ellas, chavales y chavalas, eligen de entre un gran abanico, y es que este año los abusos sexuales en la infancia han sido su elección, y con ello Garaitza.

Dado el interés vinieron a conocer nuestras instalaciones y tras una charla en la que se expuso la problemática, las conclusiones fueron del todo positivas: interés, dedicación, altruismo, curiosidad, incluso posible vocación en algún caso…desde luego que un aliento nuevo y limpio.

Pero la cosa no quedó ahí, la actividad se prolongó a otra charla más, que con objetivos de divulgación y sensibilización se extendió al barrio, invitando a vecinos y vecinas a participar en la Parroquia de San Ignacio de esa nueva charla para la Prevención del maltrato y el abuso en la infancia.

Con todo esto, y como broche final ese gran espectáculo que aunque no fuera en el Arriaga, es ya uno grande por los motivos que lo mueven, GRACIAS SINCERAS A ESE GRUPO DE JOVENES, porque nosotros y nosotras empezamos a dar los pasos, hemos de andar este camino, pero vosotros y vosotras apartáis parte de las piedras que nos pueden hacer tropezar. MUCHISIMAS GRACIAS.