Una vez más se acerca el 19 de noviembre, para nosotras y nosotros es una fecha importante, ya que es un día para visibilizar algo que insistimos en callar, es el Día Mundial Para la Prevención del Abuso y el Maltrato en la Infancia.

Cada día vemos más casos de niños y niñas a los cuales se les agrede de una manera o de otra, ¿hasta cuándo será así? Hasta que tomemos conciencia de que nuestros niños y niñas son nuestro bien más preciado, son nuestro futuro como especie en la Tierra y como tal deberíamos cuidarlos, con amor, con límites claros, no con abuso de poder, no con malos tratos.

[blockquote]Debemos tomar conciencia de lo que significa en un niño o en una niña el abuso sexual, el maltrato psicológico, la negligencia, el abandono y el maltrato físico todos ellos dejaran una huella indeleble en nuestros hijos.[/blockquote]

También quiero poner la mirada en los adultos que vivieron en su infancia este tipo de situaciones , porque si los niños y las niñas están olvidados, los adultos heridos en su infancia viven el mismo tipo de olvido, además de la exigencia de una sociedad que te obliga a olvidar, que te impide llorar lo que pudo ser y no fue, una sociedad que te exige ser funcional cuando tu ser interno llora, cuando está lleno de rabia, cuando la vergüenza y la culpa te acompañan, porque seguro que algo dentro de ti debe ser muy malo para que las personas que más querías te hicieran tanto daño y una pregunta que está siempre en tu cabeza, ¿ por qué a mí? Y a veces sientes que la cabeza te va a estallar y solo quieres morirte. No porque te quieras morir, sino porque piensas que esa es la única manera posible para poder descansar.

Por estas razones y por muchas más el 19 de Noviembre saldremos a la calle. Para visibilizarnos, para que la sociedad vea que esto no es el problema de una minoría, es el problema de toda una sociedad que no quiere ver su lado más oscuro. Por qué los niños y las niñas que están siendo agredidos no podrán venir a la concentración, pero los adultos que una vez lo fuimos sí.