“LOS TRAPOS SUCIOS YA NO SE LIMPIAN EN CASA”

Hoy, 19 de noviembre, es el día internacional contra el abuso sexual y maltrato infantil. Queremos poner el foco en la familia como entorno en el que habitualmente se cometen los abusos. Esa idealizada institución de supuesta protección donde se ejecutan entre el 85-90% de los abusos sexuales. Por eso, preguntamos ¿es la familia un espacio seguro o de peligro?

En la familia nos han grabado el mantra de que los trapos sucios se lavan en casa. En las casas es donde casi siempre se cometen los abusos sexuales; y hablamos de todo tipo de hogares: humildes, pudientes, conservadores… Porque este tipo de violencia no diferencia entre culturas, ni orígenes, ni clases sociales, ni ideologías. Cuando el agresor es un familiar nos parece tan sórdido que no queremos creerlo, pero es real. Cuando las puertas de una casa se cierran se genera un espacio de impunidad en el que todo es posible, incluso lo más abominable. ¿Esos trapos sucios no son acaso tarea de todas y todos?

Basta del mito de ese agresor desconocido que regala caramelos en la puerta del colegio. El agresor o agresora está nuestras habitaciones, en nuestros salones de estar y en nuestras cocinas. Vive entre nosotras oculto en su puesto de trabajo, en las reuniones de padres y madres, en las cuadrillas… detrás de una máscara de civismo impecable.

Viviendo una doble vida, maestro de la manipulación, este perverso agresor ha logrado desteñir nuestra infancia haciéndonos sentir como trapos sucios. El cinismo que lo habita posibilita esta idea de que los trapos sucios son sus víctimas. Sin embargo, ahora sabemos que los trapos sucios no somos nosotras, ni nosotros. ¿Quiénes son realmente los trapos sucios de casa? ¿Y dónde deberían limpiarse?

Queremos daros las gracias porque saliendo hoy a la calle, y con vuestra presencia, hacéis posible que se visibilice el abuso sexual contra la infancia. Hoy lo hemos sacado de casa y lo hemos puesto en el centro de la comunidad, único espacio donde es posible airear los trapos sucios de una manera definitiva.

¡Porque los trapos sucios ya no se limpian en casa!
 


 

“TRAPU ZIKINAK EZ DITUGU ETXEAN GARBITUKOK”

Gaur, azaroak 19, Haurren Sexu-abusu eta Tratu Txarren Prebentzio Nazioarteko eguna dugu. Horregatik, fokoa jarri nahi dugu familian, gertuko inguru horretan egiten baitira abusu gehienak.  Horren idealizatua dugun instituzio horretan, ustezko babesa eskeintzen diguna, gauzatu egiten dira abusu sexualen %85 eta %90 artean. Horregatik, galdegiten dugu, familia espazio segurua ala arriskutsua da?

Familian grabatu egin diguten mantra da trapu zikinak etxean garbitzen direla. Etxeetan izaten da ia beti sexu abusuak gauzatzen diren lekua. Eta etxea esatean, esan nahi dugu mota guztietako etxeak: xumeak, aberatsak, kontserbadoreak… Biolentzia mota honek ez baitu bereizten kulturen, jatorrien, klase sozialen ezta ideologien artean ere. Agresorea senide bat denean, horren zikina iruditzen zaigu, non ez garen gai sinisteko ere; baina erreala da. Etxe bateko ateak ixten direnean, inpunitate espazio bat sortzen da eta, bertan, dena posiblea da, gertaerarik higuingarrienak barne. Trapu zikin horiek ez al dira denon lana?

Aski da agresore ezezagunaren mitoaz, ikastetxetako atarian jartzen dena karameloak oparitzera. Agresorea gure etxeko logeletan, egongeletan, sukaldetan… daukagu. Gure artean dabil ezkutatua bere lanpostuan, gurasoen bileretan, koadriletan… betiere zibismo dotore maskaraz jantzita.

Bizitza bikoitzan murgilduta dabilen eta manipulazio maisua den agresore perberso honek lortu du geure haurtzaroak margultzea eta gu zikin sentiarazi gaitu. Beregan bizi den zinismoak ahalbidetzen du ideia hau; bere biktimak dira trapu zikinak, alegia. Alabaina, orain jakin badakigu trapu zikinak ez garela gu. Nortzuk dira etxeko benetako trapu zikin horiek? Eta non garbitu beharko genituzke?

Eskertu nahi dizuegu gaur kalera ateratzeagatik, zuen presentziarekin bisibilizatzen ditugulako haurtzaroan jazaten diren sexu-abusuak. Gaur etxetik atera ditugu eta komunitateko erdigunean kokatu ere bai, hau baita trapuak guztiz aireztatzeko espazio bakarra.

Trapu zikinak EZ ditugu etxean garbituko!