Y sabes que estas en el buen camino cuando te conviertes «solo en una voz» y te sabes y te reconoces mas allá de los abusos que viviste.
Entonces es cuando escribes tu propia historia.